Turismo Local Sostenible a pequeña escala. Nuevas vías y perspectivas para su fomento en Cuba pos-Covid-19

Cooperativismo y Desarrollo, mayo-agosto 2022; 10(2), 253-260

 

Editorial

Turismo Local Sostenible a pequeña escala. Nuevas vías y perspectivas para su fomento en Cuba pos-Covid-19

 

Small-scale Sustainable Local Tourism. New ways and perspectives for its promotion in Cuba post-Covid-19

 

Turismo Local Sustentável em Pequena Escala. Novas formas e perspectivas para a sua promoção em Cuba pós-Covid-19

 

Jorge Freddy Ramírez Pérez1 0000-0001-7891-2016 freddy@upr.edu.cu

1 Doctor en Ciencias Geográficas. Profesor Titular de la Universidad de Pinar del Río "Hermanos Saíz Montes de Oca". Facultad de Ciencias Económicas. Centro de Estudios de Dirección, Desarrollo Local, Turismo y Cooperativismo (CE-GESTA). Pinar del Río, Cuba.


Uno de los fenómenos que más llama la atención es cómo los cambios en todas las dimensiones en el planeta se producen de manera vertiginosa, en la misma medida que se propagan muy rápido por toda la geografía de la casa común de los humanos. Triste ejemplo es la pandemia de la Covid-19, con su impacto fulminante en todos los países, que llevó a millones de personas a tomar conciencia de que su aldea global ya no era la misma y, peor aún, que era muy vulnerable.

Entre las lecciones aprendidas que ha dejado la epidemia, está la manera en que el turismo debe evolucionar en lo adelante, después de atravesar la peor crisis de su historia como actividad. No se descarta que se empiece a hablar de un turismo antes y después de la Covid-19, es decir, un momento de inflexión para reorientar los pasos a seguir, si se toma como punto de partida el hecho de ser el sector que requiere, en su dinámica, de los flujos de desplazamientos entre los mercados emisores y los receptores, así como las relaciones humanas, cada día más demandadas como experiencias turísticas, pero a la vez, prohibidas por los protocolos de salud en el mundo entero hasta hace muy poco.

La evolución de la pandemia y su impacto en el turismo estuvieron marcadas por tres aspectos relacionados entre sí (Mantecón, 2020, p. 19) "[…] la evolución de la pandemia, la gestión de las restricciones para la movilidad y la disponibilidad financiera de los potenciales turistas […]". Con estos elementos, queda claro la necesidad de reorientar las lógicas de actuación y, sobre todo, la gestión turística por derroteros hasta ahora no evaluados (Palomo Ortega et al., 2020).

Cuba, cuya economía depende en gran medida de los ingresos turísticos, sintió con rigor los efectos de la pandemia, al verse obligada como destino a cerrar sus fronteras internacionales y prohibir el movimiento del mercado nacional. En la actualidad, como le ocurre al resto de los destinos turísticos en el mundo, está obligada a recuperar, de manera progresiva, el flujo turístico desde el exterior, en la misma medida que estimula el mercado doméstico. Pero… algo le queda claro a los prestatarios de servicios turísticos y es el hecho de que será necesario introducir cambios sustanciales en todos los órdenes en la gestión turística.

En medio de esta situación, el Estado Cubano ha dado pasos estratégicos en materia legislativa. Aparece como novedad la Política para el Desarrollo Territorial en Cuba, acompañada por el Decreto 33 para la Gestión Estratégica del Desarrollo Territorial, con sus resoluciones implementadoras (Consejo de Ministros de la República de Cuba, 2021). Este marco legal da la posibilidad del fomento entre otras tipologías de proyectos, los de Turismo Local Sostenible a pequeña escala (TLSpe) (Ramírez Pérez et al., 2020), los que, desde su concepción, tienen en cuenta las condicionantes que establecen un fenómeno global como la pandemia de Covid-19.

El TLSpe parte de la nueva concepción contenida en el modelo de desarrollo económico-social cubano que, a partir de la autonomía municipal, conduce a la evaluación del potencial turístico local y la encausa a través de las Estrategias de Desarrollo Municipal, las cuales, a su vez, definen programas de Turismo Local Sostenible para, finalmente, implementarlos por vía de los proyectos de desarrollo local de manera específica de TLSpe.

De esta manera, aparece por primera vez en el panorama turístico cubano la figura del TLSpe, llamado a contribuir y potenciar las economías locales, estimular el empleo con enfoque de género y generacional, elevar la calidad de vida de las comunidades anfitrionas, ayudar a la retención de los pobladores rurales y complementar el producto turístico cubano. En este escenario, se perfilan como principales modalidades a fomentarse en las localidades cubanas, el Turismo de Naturaleza (Pazos Otón et al., 2020), Turismo Rural (Santos Lacueva, 2020) y Turismo de Bienestar (Rojas Rieckhof, 2020) entre otras, gestionadas en pequeños grupos.

Estas modalidades se presentan en el mercado desde hace años como las de mayores crecimientos. El éxito de las mismas ha estado vinculado al hecho del estímulo que ha representado para el medio rural, así como el diseño de los productos turísticos basados en los recursos naturales y culturales locales, en estrecha relación con servicios asociados auténticos y de calidad y facilidades en espacios abiertos

Por su parte, la planta de servicios de los nuevos productos turísticos que se diseñen ha de tener en cuenta la escala para pasar de ser grandes a pequeñas instalaciones, tanto de alojamiento como de restauración. Ello no impide que Cuba, como destino turístico, vea limitado el crecimiento de la recepción de turistas. De lo que se trata es de desconcentrar las grandes multitudes hospedadas en descomunales instalaciones para establecerlas en pequeñas unidades de servicios, multiplicadas de manera adecuada en la geografía cubana. La epidemia demostró que a mayor volumen de concentración de personas, aumenta el riesgo de contagio y propagación de los virus.

Países como Costa Rica, que ha apostado a un modelo de gestión turística, de pequeñas instalaciones turísticas, han demostrado que desde su bajo capital de inversión, hasta los pequeños costos de mantenimiento, pasando por servicios mucho más personalizados, han resultado ser todo un éxito.

Cuba tiene ante sí, desde la perspectiva del desarrollo turístico a futuro, los retos planteados por la nueva situación que presenta el mundo y el país en particular. Los mismos demandan acciones que requieren de la participación de todos los actores de la sociedad, sin distinción alguna. No se trata de una responsabilidad sectorial, sino de compromisos compartidos, desde redes de cooperación multinivel (supraestatal, estatal, provincial y municipal). De lo contrario, el desarrollo turístico cubano desaprovechará oportunidades y soslayará las acciones imperiosas para reorientar el turismo por rumbos sociales y ambientalmente más justos, como exigen los compromisos de la Agenda 2030, a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (Azcárate Díaz de Losada, 2020).

Como respuesta a los retos impuestos por la situación económica del país, en las últimas décadas y el encargo estatal conferido, el sector turístico cubano ha logrado sostener en gran medida los requerimientos financieros, ante un bloqueo feroz y los imponderables del mercado mundial. Ello ha llevado a que el modelo de gestión turística se haya basado, en lo esencial, en la modalidad de Turismo de Sol y Playa, de bajo valor añadido y solicitado por clientes de ingresos medio-bajos, con un perfil de sensibilidad ante los precios (Mantecón, 2020).

Debido a ello, la proyección de la imagen del destino a nivel mundial ha estado centrada en el llamado turismo de masas, es decir, en la captación de grandes volúmenes de turistas, con los cuales obtener mayores ingresos en el más corto plazo posible. Lo que ha traído consigo, la necesidad de inversiones en grandes unidades urbanas de servicios básicos, que ocupan significativas extensiones de suelo, con la consecuente e inevitable pérdida de valores naturales. Algo similar ha sucedido con los componentes del patrimonio cultural, donde algunas tradiciones se banalizan a través de la expectacularización de las mismas, en productos dirigidos al consumo en los escenarios de alta agrupación de turistas.

En la misma medida, el turismo de grandes concentraciones provoca el aumento de la contaminación, al aportar mayores volúmenes de residuales, sobre todo plásticos, altos consumos de energía convencional, destrucción de ecosistemas y del paisaje, entre otros. Por el contrario, la situación impuesta por la Covid-19, demostró que al disminuir de manera significativa el volumen de turistas, se contribuyó a reducir la quema de combustible fósil, mejoró la calidad del aíre, se saneó la capa de ozono y disminuyó el flujo de aguas residuales.

Ante el actual escenario mundial y nacional, es necesario para el desarrollo perspectivo del turismo en Cuba buscar nuevas propuestas que le permitan estar en correspondencia con las tendencias de la actividad turística, entre ellas: productos turísticos que generen mayor valor añadido, en la misma medida que conservan los recursos naturales y la identidad cultural de los destinos turísticos; escenarios turísticos que posibiliten las relaciones entre los visitantes y los residentes, en un contexto de respeto reciproco; utilización de nuevas tecnologías que mejoren la calidad de la experiencia del turista (Domínguez Herrera & González Morales, 2020).

Por su parte, desde los gobiernos locales, se abre la posibilidad de estimular el turismo a esa escala, como ya se indicó, a través de su Estrategia de Desarrollo Municipal. Ellos pueden estimular económicamente, a través de sus presupuestos para el desarrollo local, iniciativas turísticas, tanto de emprendedores estatales como privados, vinculadas al potencial y vocación turística de su territorio. En la misma medida, asumen la responsabilidad de ordenar la actividad turística para impedir los daños a los recursos naturales y culturales. Para ello, se establecerán regulaciones que impidan la práctica de actividades turísticas masivas, por el contrario, estimularán el fomento de modalidades turísticas alternativas al modelo de turismo convencional.

No podía faltar en este análisis, la necesidad de establecer una gestión turística segura en las localidades, en particular, que garantice los insumos necesarios para su sostenibilidad (Padrón Fumero & Hernández Martín, 2020; Suárez Rosa & Fumero González, 2020). Para ello, han de establecerse los encadenamientos productivos necesarios, tanto interno como externos, con énfasis en las localidades donde se localiza; con ello, se asegura el consumo de alimentos frescos cercanos. En estos destinos locales, se evaluará la conveniencia de eliminar los plásticos, emplear vehículos de baja o nula emisión de gases, entre otras medidas. De manera beneficiosa, se implicarán a todos los actores locales en la protección de los recursos naturales, culturales y la conservación de la biodiversidad. Para ello, han de ser consecuentes con los preceptos de la economía circular y el turismo regenerativo.

Ante los diferentes riesgos que asumen los destinos de Turismo Local Sostenible, es necesario proyectarlos de manera resiliente (Pitarch Garrido, 2020), lo que les dará mayores posibilidades de recuperarse y adaptarse de manera más rápida. Los lugares con mayor resiliencia son los que establecen su plan de contingencia, así mismo, los apegados al desarrollo local desde una visión multidimensional y con bases sostenibles. Es decir, "[…] aquellos territorios que optan por modelos de crecimiento de alto riesgo, excesivamente especializados en lo económico, polarizados en lo social e insostenibles en lo ambiental, serán más vulnerables" (Méndez Gutiérrez del Valle, 2017, p. 13).

En la proyección hacia el mercado de los nuevos productos de Turismo Local Sostenible, es forzoso tener en cuenta otras cuestiones que son necesarias en el actual escenario. En primer lugar, la causa del turismo es de todos, como ya se enunció; de manera que, desde la concepción de la idea de un producto turístico local, no puede faltar la participación de los habitantes locales, en el codiseño del mismo (Vargas Sánchez, 2020).

Con respecto a la comercialización del producto turístico, no es solo labor del responsable de la tarea, sino de todos, sea cual sea su rol dentro del sistema turístico. Se requiere del concurso de todos para vender en un contexto donde la competencia y los flujos turísticos no son favorables.

De igual manera, la aplicación de la ciencia y la innovación son necesarias para mejorar los productos turísticos, elevar el nivel de calidad de las experiencias de los turistas y la optimización de la gestión. Ello debe desencadenar un movimiento desde la base con la participación de actores académicos, que acompañen el fomento del Turismo Local Sostenible. Para ello, están llamados a jugar un papel crucial los centros universitarios municipales y las instituciones de ciencia, cultura y deportes de los municipios del país.

En la gestión del Turismo Local Sostenible a pequeña escala, las comunidades locales anfitrionas son, en la misma medida, beneficiarias y aportadoras de bienes y servicios a los visitantes (Gutiérrez Taño et al., 2020). De manera que, la misma ha de estar al tanto y dispuesta a continuar recibiendo de manera hospitalaria a quienes deciden concurrir a ese destino.

Con todo lo expresado en el presente editorial, se puede lograr un cambio sustancial en la imagen del destino turístico Cuba, especie de renovación y adecuación a las tendencias más recientes de un sector dinámico que puede y debe ayudar a las comunidades vulnerables pero, en la misma medida, sensibles a los cambios.

Finalmente, se aprecia en el presente número 2 del volumen 10 del 2022, de la revista Cooperativismo y Desarrollo, varios artículos dedicados al turismo, en los momentos que este sector más lo necesita. La ciencia y la innovación pueden aportar mucho a los cambios que la actividad turística requiere, en un proceso de transformación necesaria, en estrecha relación entre la academia, los prestatarios de servicios turísticos, los gobiernos locales y las comunidades anfitrionas.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Azcárate Díaz de Losada, P. (2020). La Agenda 2030 en el turismo pospandemia: Biosphere Lifestyle. En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 265-268). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

Consejo de Ministros de la República de Cuba. (2021). Decreto 33 Para la gestión estratégica del desarrollo territorial. Gaceta Oficial de la República de Cuba, Edición Ordinaria No. 40. https://www.gacetaoficial.gob.cu/es/decreto-33-de-2021-de-consejo-de-ministros

Domínguez Herrera, M. M., & González Morales, O. (2020). Construir hoteles sin contacto: Una visión desde la RSE. En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 427-440). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

Gutiérrez Taño, D., Díaz Armas, R. J., & Garau Vadell, J. B. (2020). El rol del residente en la recuperación de los destinos turísticos. En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 311-317). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

Mantecón, A. (2020). La crisis sistémica del turismo: Una perspectiva global en tiempos de pandemia. En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 19-28). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

Méndez Gutiérrez del Valle, R. (2017). De la hipoteca al desahucio: Ejecuciones hipotecarias y vulnerabilidad territorial en España. Revista de Geografía Norte Grande, (67), 9-31. https://doi.org/10.4067/S0718-34022017000200002

Padrón Fumero, N., & Hernández Martín, R. (2020). Reflexiones sobre sostenibilidad turística durante la pandemia: Una agenda para el sector frente a los ODS. En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 255-263). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

Palomo Ortega, G., Navarro Jurado, E., Cerezo Medina, A., & Torres Bernier, E. J. (2020). Turismo poscoronavirus, ¿una oportunidad para el poscrecimiento? En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 161-173). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

Pazos Otón, M., López, L., & Piñeiro Antelo, Á. (2020). La oportunidad para los geoparques en la era poscoronavirus. Repensar a partir del caso de Montañas do Courel (Galicia). En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 597-608). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

Pitarch Garrido, M. D. (2020). Turismo y vulnerabilidad territorial: Capacidad de resiliencia de los diferentes modelos turísticos frente a la crisis pandémica del coronavirus en España. En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 211-223). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

Ramírez Pérez, J. F., Pérez Hernández, I., Rodríguez Martínez, M., & Miranda Camejo, H. (2020). Turismo local sostenible: Contribución al desarrollo territorial en Cuba. Cooperativismo y Desarrollo, 8(3), 425-447. https://coodes.upr.edu.cu/index.php/coodes/article/view/397

Rojas Rieckhof, M. A. (2020). Turismo de bienestar. Nuevas oportunidades en la hotelería. Cultura, 34, 145-158. https://doi.org/10.24265/cultura.2020.v34.10

Santos Lacueva, R. (2020). Estrategia de transformación del turismo rural frente a la COVID-19. En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 523-533). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

Suárez Rosa, S., & Fumero González, E. (2020). La hora del turismo sostenible y de las persona. En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 283-291). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

Vargas Sánchez, A. (2020). Estrategias de destinos y empresas en el mercado turístico pos-COVID-19. En M. R. Simancas Cruz, R. Hernández Martín, & N. Padrón Fumero (Eds.), Turismo pos-COVID-19: Reflexiones, retos y oportunidades (pp. 147-158). Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/20451

 


Esta obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional
Copyright (c) Jorge Freddy Ramírez Pérez